De donde obtiene la naturaleza su inspiración creadora? al parecer del mismo lugar que nosotros.

La música.

CYMATICS ( del griego κῦμα “onda”) es el estudio del sonido hecho visible, una ciencia que investiga las influencias de las vibraciones en la materia. Fué el científico suizo Hans Jenny quien le otorgó el nombre a fines del siglo 20, pero las primeras anotaciones del área se remontan a Galileo, quien menciona los patrones geométricos que observó en un plato de latón, cuando al limpiarlo en su laboratorio provocó casualmente que vibrara a una cierta frecuencia.

Actualmente, se ha perfeccionado el estudio de Cymatics, y utilizando placas vibratorias es posible controlar la frecuencia de las ondas que se emiten, para observar con mayor certeza las distintas reacciones de las partículas.
Registros de esos estudios nos permiten apreciar como la naturaleza se manifiesta, desatándose y mostrándonos su orden primero, en armónicas composiciones de gran complejidad geométrica.  Finalmente nada es hecho al azar, las leyes constructivas naturales están a la vista.  Sólo hay que saber mirar.

O escuchar.

Estas bellas composiciones han servido de inspiración a pintores, músicos, arquitectos…. artistas que se han rendido frente a esta prueba irrefutable de la conexión intrínsica entre los distintos niveles y los distintos campos universales.  Cada ser, cada partícula, cada pensamiento, cada onda, produce un efecto en todo lo que lo rodea. Estamos ante la irrevocable evidencia de la permeabilidad y constante transformación de todo lo que entendemos como materia.

Cabe preguntarse, en un mundo que nos expone a estímulos cada vez mas fuertes, donde hemos olvidado el significado del silencio y en el que lo natural nos parece anticuado, una era en la que elegimos rodearnos de emisiones sinteticas de luz y sonido…como nos transforma nuestro entorno? que mundo estamos construyendo? comos nos construimos a nosotros mismos…?

Cuidamos lo que comemos, porque nuestro alimento es nuestra materia prima, ahora cymatics nos impulsa un paso más. Nos enseña que vale la pena igualmente buscar la armonía en lo que oimos y vemos, nos insta a rodearnos de frecuencias que estimulen nuestra conciencia, nos lleven al crecimiento y nos enriquezcan. Podemos y debemos ser responsables de nuestro desarrollo.

Lo que somos y seremos está ciertamente en nuestras manos.

Anuncios