(fragmento)

Eduardo Anguita

Amor, belleza, vida, la palabra

nunca deshechos, nunca capturados.

Un mismo sol lamenta lo probable,

Otro sol imagina lo pasado.

Muerte imposible, vida inalcanzable:
gusano y hombre fuimos engañados!
*

A quién amé? A ti en otro lugar? o bien a otra mujer, pero aqui?
Aquella a quien beso aqui ahora,
si cambia el lugar, es la misma persona?
o cambia el tiempo, la persona es la misma?
o cambia el tiempo, es el mismo lugar?
Nunca los cuatro estamos juntos!
Un kilo de algodón no pesa igual que uno de acero.
Tú ejemplificas lo singular.
Te expulsas. Repetirte es otra.
iQué extraño tu retrato de hace veinte arios!
Lo que se vuelve a sentir
Muere por primera vez.
*

En 1940 pensé: “En 1950 recordaré este año”.
Ahora, en 1960, recuerdo que
en 1950 recordé que en 1940
me propuse en 1950
recordar 1940.

Es fatal. Estamos en 1960 – lo habiamos previsto años atrás!
El ruiseñor canta: tres veces, supongamos:
Tsü, tsü, tsü.
What time is it? TSÜ, tsü, tsü.
En cual instante estás, pajaro del bosque?
Solitarios los setos, el fresco olor de las hojas
y el ruido inmemorial del mar.
Tsü- el silbo nivela al reciente y al antiguo;
el niño y el anciano tienen la misma edad:
un instante, un instante, un instante.
Si estando con un hombre,
la mujer pone su pensamiento en otro que aún no conoce,
y, junto o alternativamente con vivirla,
presume el término de su pasión actual:
yo la acuso de
divortium aquarum.
Amada, ya amada, llamada.
Venida, ven ida.
Amante, ama antes,
bésame después.
Y dime, con la cara vuelta:
Amor, te esperaré ayer.

*

Anuncios