Archivos para las entradas con etiqueta: artista

Imagen

El Abuelo Fuego, Acrílico sobre Tela – 2000

 

Imagen

 

Hombre Estelar, Acrílico sobre Tela – 2000

 

 

Serie Parando el Mundo, año 2000

Felipe Oyarzún

Anuncios

Autumn Leaves – Chet Baker
Chet Baker Sextet, 1977
 
 
“Pintor, si quieres asegurarte un lugar predominante en la sociedad, debes necesariamente, desde tu más tierna juventud, darle una terrible patada en la espinilla derecha.”

  Salvador Dalí – Jirafa Ardiendo, 1936-1937

Salvador Dalí – La Main (Les Remords de Conscience), 1930

Salvador Dalí – El Sueño, 1937

Salvador Dalí – Muchacha en la Ventana, 1925

Salvador Dalí – Nature Morte Vivante, 1956

Salvador Dalí – The Persistence of Memory, 1931

Salvador Dalí – Momento de Transición, 1934

Salvador Dalí – Cisnes Reflejando Elefantes, 1937

El Marquis de Púbol, construyó a través de su obra cientos de escenarios de la vida irreal, vida surreal de objetos metamórficos, sensuales y exhuberantes.  Íconos y símbolos dispuestos en cielos inspirados en sueños o viajes alucinantes de la genial mente del pintor.

Su determinación, su pasión y su talento desbordante lo dirigieron constantemente a explorar el arte por todos sus rincones; la pintura, el cine, la fotografía, la escultura, la literatura… Y a representar en el gran teatro de su vida al monarca, al emperador extravagante, al loco excéntrico entregado a los lujos y placeres profanos.

Inspirado en el talento y entusiasmo de los grandes maestros, insistió fírmemente en la profundidad y el sentido de la obra y lo defendía con vehemencia, increpando e instando a otros artistas, quienes consideraba faltos de consciencia, condescendientes y complacientes con el público y la crítica.

“…
Para que las fuerzas vitalmente heterogéneas y antiacadémicas del arte moderno no perezcan en el ridículo anecdótico del simple diletantismo experimental y narcisista, hacen falta tres cosas esenciales:
 
1.° Talento, y a ser posible genio.
2.° Volver a aprender a pintar tan bien como Velázquez y a poder ser como Vermeer.
3.° Poseer una cosmogonía monárquica y católica lo más absoluta posible y de tendencias imperialistas.
 
Sólo así, nietzscheanos al revés, es decir, aspirando a lo sublime, observaremos a simple vista y «del natural», al arcángel antiprotónico tan divinamente estallado que finalmente podremos hundir nuestras manos de pintor entre los cromosomas fisionados de su sustancia ruiseñoresca para tocar con nuestros dedos doloridos e hinchados de sangre el tesoro discontinuo y deseado desde nuestra juventud.
 
Y creyendo, como Soeringe, que imperamos sobre todas las cosas por nuestra voluntad de poder en potencia, sé que entonces alcanzaremos nuestra propia divinidad de pintores.”
                                      
 

Salvador Domènec Felipe Jacinto Dalí i Domènech; la originalidad, el surrealísmo, la genialidad fogosa y sorprendente, la irreverencia.  Provocador único, ante el cual no tuvo ni tiene lugar la indiferencia.

 

Philippe Halsmann – Dalí y el Rinoceronte, 1956

Orden. La creación es una cosa de orden.

En las míticas cosmogonías, los artífices del mundo equilibraron los elementos que se encontraban en estado de caos, con su energía vital dotaron a este mundo de sentido.  Aquellos primeros artistas separaron el día de la noche, el fuego del hielo, el agua de la tierra… y originaron los ciclos.  Su arte es la armonía, el ritmo, el control de las  fuerzas y las vibraciones que contienen todo lo que ES.

Así inventaron al mundo, como una canción, en la que cada nota alberga un tono y tiempo, un sonido o un silencio.  Establecieron orden en el pentagrama universal.

Cosmogonía – Felipe Oyarzún – CGN1609

“… la configuración de elementos dentro de la imagen consiste en la persistente recurrencia de un punto sobre una línea, donde por medio de módulos y repeticiones en el espacio, se manifiesta un particular tiempo o ritmo, que de alguna manera hace patente la idea del sonido.

Además se puede destacar que simbólicamente punto y línea alude a la ideas de los opuestos o complementarios, donde el punto es femenino y la línea masculino. De esta manera, las fuerzas primigenias del universo se unen para dar a luz un particular espacio- tiempo, generando asimismo la idea de ritmo y sonido…” Cosmogonía – Felipe Oyarzún

Cosmogonía – Felipe Oyarzún – CGN1309

Cosmogonía (del griego κοσμογονία [kosmogonía] o κοσμογενία [kosmogenía], derivado de kosmos ‘mundo’ y gégona ‘nacer’. Narración mítica acerca del origen del universo y la  humanidad.