Archivos para las entradas con etiqueta: origen

“Enseño únicamente sobre el sufrimiento y el final del sufrimiento”, decía Sakyamuni, y enunciaba las Ariya – Sacca,  las Cuatro Nobles Verdades, que forman una sola:

 

La primera Noble Verdad es dukkha, la naturaleza de la vida es sufrimiento. Ésta, oh monjes, es la Noble Verdad del Sufrimiento.

La segunda Noble Verdad es el origen de dukkha, el deseo ciego “tanha” y el apego “upadana”. Esta, oh monjes, es la Noble Verdad del Origen del Sufrimiento.

La tercera Noble Verdad es la cesación de dukkha, alcanzar el Nirvana, la Verdad absoluta, la Realidad última. Esta, oh monjes, es la Noble Verdad de la Cesación del Sufrimiento.

La cuarta Noble Verdad es el Sendero que conduce al cese del sufrimiento y a la experiencia del Nirvana. Esta, oh monjes, es la Noble Verdad del Noble Óctuple Sendero, Ariya – Atthangika – Magga.

 

Comprensión Recta, Samina ditthi
Pensamiento Recto, Samma sankappa

Palabra Recta, Sammma vaca
Acción Recta, Samma Kammanta
Modo de Vida Recto, Samma ajiva

Esfuerzo Recto, Samma vayama
Intención Recta, Samma sati
Concentración Recta, Samma samadhi

 

Sakyamuni

 

Enseñanzas de Siddharta Gautama en Benarés, luego de alcanzar la iluminación bajo el Árbol Bo.

Cuando se decidió la suerte, se habló así:

“Tiempo es de concertarse. Hablad; que oigamos y que hablemos, digamos, si es preciso que la madera sea labrada, sea esculpida por Los de la Construcción, Los de la Formación, si ella será el sostén, el nutridor, cuando se haga la germinación, el alba”. “Oh maíz, oh tzité, oh suerte, oh [su] formación, asios, ajustaos” , fue dicho al maíz, al tzité, a la suerte, a [su] formación.

“Venid a picar ahí, oh Espíritus del Cielo. No hagáis bajar la boca, la faz de los Dominadores, de los Poderosos del Cielo”, dijeron.

Entonces dijeron la cosa recta: “Que así sean, así, vuestros maniquíes, los [muñecos] construidos de madera, hablando, charlando en la superficie de la tierra”.

—”Que así sea”, se respondió a sus palabras.

Al instante fueron hechos los maniquíes, los [muñecos] construidos de madera; los hombres se produjeron, los hombres hablaron; existió la humanidad en la superficie de la tierra. Vivieron, engendraron, hicieron hijas, hicieron hijos, aquellos maniquíes, aquellos [muñecos] construidos de madera. No tenían ni ingenio ni sabiduría, ningún recuerdo de sus Constructores, de sus Formadores; andaban, caminaban sin objeto. No se acordaban de los Espíritus del Cielo; por eso decayeron.

Solamente un ensayo, solamente una tentativa de humanidad. Al principio hablaron, pero sus rostros se desecaron; sus pies, sus manos, [eran] sin consistencia; ni sangre, ni humores, ni humedad, ni grasa; mejillas desecadas [eran] sus rostros; secos sus pies, sus manos; comprimida su carne. Por tanto [no había] ninguna sabiduría en sus cabezas, ante sus Constructores, sus Formadores, sus Procreadores, sus Animadores.

Éstos fueron los primeros hombres que existieron en la superficie de la tierra.

 

Junajpú Derriba a Itzam Yé (Vucub Caquix)

Vaso de los 7 dioses

 
 
Popol Vuh
Libro del consejo k’iche’

Orden. La creación es una cosa de orden.

En las míticas cosmogonías, los artífices del mundo equilibraron los elementos que se encontraban en estado de caos, con su energía vital dotaron a este mundo de sentido.  Aquellos primeros artistas separaron el día de la noche, el fuego del hielo, el agua de la tierra… y originaron los ciclos.  Su arte es la armonía, el ritmo, el control de las  fuerzas y las vibraciones que contienen todo lo que ES.

Así inventaron al mundo, como una canción, en la que cada nota alberga un tono y tiempo, un sonido o un silencio.  Establecieron orden en el pentagrama universal.

Cosmogonía – Felipe Oyarzún – CGN1609

“… la configuración de elementos dentro de la imagen consiste en la persistente recurrencia de un punto sobre una línea, donde por medio de módulos y repeticiones en el espacio, se manifiesta un particular tiempo o ritmo, que de alguna manera hace patente la idea del sonido.

Además se puede destacar que simbólicamente punto y línea alude a la ideas de los opuestos o complementarios, donde el punto es femenino y la línea masculino. De esta manera, las fuerzas primigenias del universo se unen para dar a luz un particular espacio- tiempo, generando asimismo la idea de ritmo y sonido…” Cosmogonía – Felipe Oyarzún

Cosmogonía – Felipe Oyarzún – CGN1309

Cosmogonía (del griego κοσμογονία [kosmogonía] o κοσμογενία [kosmogenía], derivado de kosmos ‘mundo’ y gégona ‘nacer’. Narración mítica acerca del origen del universo y la  humanidad.