Archivos para las entradas con etiqueta: universo

Empedocles, Thomas Stanley History of Philosophy
Pues de lo que no es, es imposible que algo nazca, y que lo que es perezca, irrealizable e inaudito, ya que siempre se hallará, allí donde uno quiera apoyarse.

Nada del universo está vacío, ni lleno en demasía.
Como eran antes, en efecto siguen siendo y seguirán; y nunca, creo, de ninguno de los dos ha de vaciarse el tiempo inagotable.

Y otra cosa te diré: no hay nacimiento en absoluto de ninguno de los seres mortales, ni tampoco consumación de la funesta muerte, sino tan sólo mezcla y disociación de lo mezclado es lo que hay, y “nacimiento” es un nombre que los hombres le dan.

Y cuando éstos, una vez mezclados en aspecto humano vienen a dar al éter -o en el aspecto de las fieras montaraces o en el de los arbustos o acaso en el de los pájaros- entonces afirman que es “nacer”, mas cuando se separan, que es “muerte malhadada”.
De este modo es norma que los llamen. Y a la costumbre me acomodo también yo.

Vamos pues, observa como prueba de las charlas del principio lo siguiente-por si en lo que precede le faltó a la forma algo de madera-; el sol, a la vista luminoso y ardiente por doquier, y cuantos cuerpos inmortales se bañan en calor y luz radiante; así mismo la lluvia, en todas partes lóbrega y helada, mientras que de la tierra despunta lo arraigado y sólido.
En el Odio cada cosa es diferente y va por separado, en cambio en la Amistad caminan juntos y son mutuamente deseados.
De ellos todo cuanto fue y cuanto es y ha de ser luego nació: árboles, varones y mujeres, fieras, pájaros y peces de acuática crianza, y dioses sempiternos, excelsos por las honras que reciben.

Ellos son los únicos reales, pero en su mutuo recorrerse se tornan en cambiantes formas, pues la mezcla los hace variar.

Empédocles – Acerca de la Naturaleza, 495.435 ac

Pero no existe bien ni mal, todo es neutro y en este universo nada muere, cada célula está constantemente transformándose de un estado a otro y esta crisis es también una oportunidad de transformarse, es el momento para dejar de “revolucionar” en el mismo ciclo y “evolucionar” al próximo, liberarnos de verdades establecidas y explorar fuera de los límites conocidos en búsqueda de nuevos recursos, nuevas fuentes de energía, nuevos sentidos. Creer para poder ver.

Esa es la intención que guía a quienes en diversas áreas han comprendido que vivimos en un mundo de luz, de energía ilimitada que crea e inunda todo. Las verdades se tocan mutuamente en la física, la medicina, la psicología, la matemática, la química… nuestro hábitat poco a poco se ha ido develando para mostrarnos que no existe el vacío.

Es aquí donde nace la serie fractal, en la búsqueda de un puente hacia lo invisible, de un tercer ojo que nos muestre las formas de la energía creadora que nos inunda, que nos permita ver el sonido del silencio y el lleno del vacío.

Nace como una invitación a aprender el idioma en que la energía nos habla. Reactivar la conexión olvidada con el mundo intangible, el mundo platónico de las ideas.

A mostrar cómo se plasma el fluir de esa energía en el papel, a través del óleo.

Y revelar en parte el código secreto en el que se cultiva la vida.

Manifiesto Serie Fractales, Taller Fractal
2012
 
 

F.E. 6123 – Óleo sobre Papel, 2012

 

 

F.E. 61218 – Óleo sobre Papel, 2012

 

 

F.E. 61219 – Óleo sobre Papel, 2012

 

 

F.E. 6127 – Óleo sobre Papel, 2012

 

 

F.E. 71223 – Óleo sobre Papel, 2012

 

 

F.E. 6126 – Óleo sobre Papel, 2012

 

teorema n°1:  Fractales

Siendo nosotros el punto central de una recta cuyos extremos son lo ínfimo y lo máximo, observemos desde esa perspectiva la semejanza entre ambos puntos.

Piet Mondrian – 1943 – Broadway Boogie Woogie

Sonia_Delaunay – 1938 – Rythme

Josef Albers – 1976 – 6.1

W C Richardson – 2006 – In the foam

Scopio: (del griego σκοπ- scop, “ver”).  Instrumento para observar.